fbpx

miedo-soledad-maria-roncero-azabal

El Miedo a la soledad… ¿Qué es?

Si prefieres escucharlo en Ivoox, desde hazlo desde aquí:

El miedo a la soledad, también llamado eremofobia, es un miedo común en los humanos, si te está pasando a ti has de saber que no eres tú la rara, que todos lo padecemos en mayor o menos grado.

Prácticamente desde los inicios de la humanidad, este miedo a quedarnos solos forma parte de nosotros de forma instintiva y natural, nació con el propósito de protegernos y ayudarnos a sobrevivir en tiempos difíciles, pero hoy, llevado desde la incomprensión, se vuelve patológico y nos daña.

Y si hace mella fuerte en ti, es necesario que lo comprendas y pongas un recurso de por medio para minimizar o eliminar su impacto en ti.

Se reconoce y caracteriza por sentir una angustia brutal en el momento en que nos sentimos solos, estemos o no acompañados.

El miedo a quedarnos solos es un fenómeno que ocurre en nuestra mente y que ocasiona una ansiedad desproporcionada en nosotros por el hecho de sabernos solos condicionando de forma negativa nuestra vida.

Un indicador clave de que estás padeciendo este temor es que intentas a toda costa no quedarte sola nunca.

Has de comprender por qué surge en ti desgarrándote por dentro para terminar con este sentir tan demoledor.

Vamos a ello…

¿Por qué tenemos miedo a la soledad?

Los seres humanos hemos sido condicionados como seres sociales a pertenecer al grupo, a vivir la vida con otros.

En tiempo ancestrales, estar solo era correr peligro de muerte real y más en los años de crianza cuando eras totalmente dependiente del grupo o cuidador.

Nuestra mente hizo una asociación, soledad=muerte y nuestro cerebro, aunque hayan pasado miles de años hoy, sigue operando desde los mismos términos.

Podríamos sintetizar el miedo a la soledad como un miedo a la muerte por no saber qué pasará después de morir.

Llevado a nuestra historia, es el qué será de nosotras si nos quedamos solas, no podremos sobrevivir.

Y como hemos asociado ese significado a quedarnos fuera del grupo nos da tanto miedo la soledad.

Antes de que eso ocurra, tu sistema que ya grabó una respuesta al programa de la soledad, en momentos en los que la mente cree, a través de cómo te sientes, que te vas a quedar sola y no sabe cómo hará para que puedas sobrevivir, te envía la angustia y con ella, asociaciones de inmenso dolor.

¿Para qué? Para que salgas de cualquier situación en la que sientas miedo al abandono. Otro miedo primario.

Hijo pequeño del miedo a la soledad.

Además, la soledad está muy mal tratada por la cultura occidental y han hecho, que sea mal visto estar sola .

Desde pequeñas se nos condiciona a vivir en pos del grupo, sin centrar nuestra atención en nuestros propios deseos y necesidades a sabiendas que solo te conectas con ellos en la introspección, en los momentos de soledad.

Resumiendo…

Tememos la soledad porque una creencia primitiva de inseguridad nos dice, por dentro y a voces,  que solas no podremos hacer frente a los desafíos de la vida, que no somos suficiente, que no sabremos hacerlo y que desde ahí, no vamos a poder sobrevivir.

Esa idea tan primitiva se instala en tu psiquis y se activa en automático ante cualquier situación, persona, circunstancia… que te hagan creer que vas a estar abandonada, sola.

La activa una emoción igual o similar a cuando se cristalizó en tu mente ese pensamiento, ese miedo, por eso te cuesta dominarla.

No importa que desde la lógica sepas que sobrevivirás, importa lo que sientes, te secuestra y activa en ti la desesperanza, la angustia y hasta la depresión.

¡Qué va a ser de mi si me quedo sola! Esa es la frase.

Ahora entiendes por qué tu reacción exagerada a la soledad.

Este miedo se puede trascender como todos y eliminar también, dependiendo de tu grado de compromiso contigo o, por lo menos, minimizar su impacto para que no trastoque tan profundamente tu vida.

Ya que se vive fatal desde una experiencia de miedo a quedarte sola, siempre necesitando de los demás para sentirte bien.

El origen del miedo a al soledad viene del miedo al abandono.

Y es un miedo que tienes que comprometerte en trascender para llevar una vida plena y satisfactoria sino quieres arrastrar una cadena, con o sin gente a tu lado

miedo-soledad-maria-roncero-azabal

Y para eso pasamos a responder la siguiente pregunta que seguro ahora está en tu mente…

Sí, pero ¿Cómo lo hago?

¿Cómo superar el miedo a la soledad?

Si estás dispuesta a seguir adelante, ese es el primer requisito. DISPOSICIÓN.

Aceptar que tienes miedo a la soledad y con ello, a estar sola o a sentir abandono, es el punto de partida.

Saber que vas tener que hacer algo que nunca has hecho es el siguiente paso y para ello necesitas responsabilizarte y comprometerte contigo, con el proceso y con tu cambio.

1º paso, ACEPTAR.

2º, COMPROMISO.

El 3º paso, es CUESTIONAR. Cuestiona las creencias por las que has asociado que si te quedas sola te mueres, literal o metafóricamente.

Entonces coge lápiz y papel  porque vamos a dar con las razones y vamos a cuestionarlas.

Escribe todas las justificaciones, desde la verdad, por las que te da tanto miedo quedarte sola.7

Yo te recomendaría que escribieses más de 50.

Pensarás que son muchas, y lo son, pero tiene una razón el que sean tantas.

Al principio salen solas las razones que desde la consciencia justifican tu reacción a quedarte sola, pero, las razones que nos interesan saber son las que está en tu inconsciencia y esas suelen salir a partir de la 20ª razón.

Por lo que, manos a la obra y a escribirlas.

¿Las tienes?

Genial. Si nos las tienes para de leer y ponte a hacer el ejercicio.

El miedo a la soledad es un miedo que te debilita y te hace dependiente y vulnerable. Nadie quiere estar ahí, lo sé por experiencia propia.

Además, recuerda el 2º paso, COMPROMISO.

¿las tienes ya? ¡Perfecto!

Relee la lista y de las 50 escoge 10 de las que creas que si no las tuvieras tu miedo a quedarte sola simplemente se esfumaría. Estamos cribando por importancia.

Sí, 10, escoge 10.

Ahora vamos a ir más adentro en tus creencias. Vamos al meollo de la cuestión.

Pregúntale por qué crees eso a cada una de las 10 razones que has elegido. Las vamos a cuestionar

Y tendrás tres justificaciones más por las que razonas tu miedo a la soledad. Razones que son creencias.

Ahora ya estamos casi llegando. Continúa.

Ahora pregúntate…

¿Existe alguna persona, conocida o desconocida, que no sienta eso que sientes tú en todas las justificaciones por las que razonas tu miedo?

Enuméralas sean conocidas o no.

Sí, claro que sí. Hay muchas personas ¿verdad?

¿Crees que es cierto todo lo que has escrito? ¿Que de verdad te va a pasar o son posibilidades que te atemorizan dentro de tu mente?

Escribe al lado de cada respuesta una persona que haya solucionado ya esa incertidumbre que temes o que creas que lo ha hecho.

Quiero que comprendas que es un miedo mental porque tu lo alimentas con tus razones y tu atención.

Te da a entender que si otras personas pueden vivir tranquilos aun estando solas, también es posible para ti aunque ahora no tengas ni idea de cómo vas hacerlo., pero que posible, SÍ es.

Comprendes que si otros pueden, tú también.

Lo que pretendo es que en tu mente quede abierta esa posibilidad.

Con estos ejercicios estamos trabajando tu mentalidad, del no puedo, al quizá y después, al es posible para mi.

Es un proceso escalonado, ten paciencia.

Si sigues aquí, mis felicitaciones mujer valiente, la mayoría abandonan antes aunque el miedo arruine sus vidas, pero a nosotras, ya no más, seguimos…

Ahora vamos a repolarizar las ideas que asociaste al inmenso dolor si te quedabas sola, para que la mente no te envíe el miedo, evitar sentir la angustia que lo precede y hacer que huyas de cualquier situación en la que crees que te quedas sola.

Seguimos con lápiz y papel.

Este es el 4º paso: DISASOCIAR.

Vamos a romper los acuerdos que tienes contigo y que te hacen temer quedarte sola.

La mente funciona creando acuerdos contigo basados en tus creencias.

Te acerca al placer y te aleja del dolor.

Sentiste en el pasado un gran dolor por estar sola y sentirte sola y hoy tu mente te aleja de ahí aunque el sentido común te haga ver que no pasará nada.

El objetivo de esta parte del proceso es que asocies mucho dolor a mantener este miedo y que asocies mucho placer a superarlo. Así asocias tu mente con tu propósito y resulta más sencillo.

Hazle ver en su idioma que es necesario, útil, beneficioso y que está bien para ti superar este miedo a la soledad.

Dale tus razones.

Cómo cambiar las asociaciones que te hacen sentir

miedo a la soledad.

miedo-soledad-maria-roncero-azabal

Responde a estas preguntas desde la más absoluta honradez.

¿Si sigues así, de aquí a cinco años, huyendo de sentirte sola, cómo afectará a tu vida?

¿Cómo vivirás?

¿Con quién estarás y haciendo qué?

¿Y a quienes más quieres, cómo les afectarán las consecuencias de tu miedo a la soledad?

  • Escribe 20 circunstancias negativas que te tocará vivir si sigues dejando que el miedo a quedarte sola manipule tu vida.

Descríbelas con exactitud. Permítete sentir el dolor de mantenerte como estás y de ver cómo afecta a tu experiencia.

Sé específica, describe al detalle todo lo que veas, oigas, sientas y vivas de mantener tu miedo a quedarte sola.

¿Qué te tocará aguantar?

Hazlo. Es importante. Recuerda el compromiso que tienes contigo.

¿Terminaste?

Muy bien.

Es doloroso ver cómo el miedo nos arruina la vida, nos frustra y paraliza exigiéndonos un comportamiento que de no sentirnos así, no toleraríamos ¿verdad?

En mi vida y por no trascender este miedo, como te estoy enseñando hoy, me tocó sufrir mucho.

Debido a este miedo, me he paralizado en relaciones destructivas de convivencia con otros, justificando el daño con millones de argumentos que tapaban mi miedo a creer que sola no podría.

Y es falso. Escucha bien: es F A L S O.

He vivido la soledad consentida estando acompañada por sentir pertenencia, cercanía, contacto. Un autoengaño que se paga caro.

Se traduce a la más absoluta dependencia, al objeto o al sujeto, que te garantice que no volverás a estar sola aunque así te sientas, sola en compañía.

Esta es la primera razón, el miedo a la soledad de aguantar en el amor y de la destrucción en las relaciones, que en vez de vivir el crecimiento, que es lo que trae el amor, se vive lo que nace del miedo por el que se creó esa unión: la deslealtad, la manipulación, el control, la desconfianza y la falta de respeto.

El miedo a estar sola es el responsable del maltrato en cualquiera de sus formas manifestado, sea verbal o sea físico. Sea con indiferencia o con olvido.

Amiga del miedo solo nace desconfianza.

Debes recordar muy bien todo el dolor que te hace permanecer creyendo que sola no puedes porque es falso.

Es una idea equivocada en tu mente que debes ordenar.

Asigna un nuevo significado a quedarte sola que no signifique tu muerte, tu desaparición… o lo que sea con lo que lo asocies.

Y solo se consigue asociando mucho dolor al permitir que el miedo a la soledad te haga vivir correspondencias que te hacen mucho daño,

Ahora cristalicemos imagines en tu mente para asociar placer y dicha a poder estar sola.

La otra cara de la moneda.

¿Cómo será tu vida de aquí a 5 años cuando el miedo a la soledad se haya minimizado tanto que ni lo sientas en ti?

Disfruta elaborando las respuestas. ve con tu imaginación a la parte de tu mente que en verdad quiere que dejes de pasarlo mal y disfruta pensándolo.

¿Cómo vivirás? ¿Con quién?

¿Qué estarás haciendo?

¿Qué oirás a los demás decir de tu superación, de tu vencimiento a ese miedo?

¿Y a quienes más quieres cómo les habrá mejorado la vida?

Escribe, al detalle, al menos 20 situaciones en las que tu vida va a ir mucho mejor superado este miedo.

¿Cómo te verás favorecida? Escribe y siente lo que  escribes con profundidad.

Enhorabuena si has acabado el ejercicio completo.

Este tipo de procesos pretende disasociar las ideas preconcebidas en tu mente que te hacen temer la soledad para que puedas superarlo.

El 5ºPaso, es CUESTIONARLO.

Ahora identifica en qué situaciones aparece este miedo.

Siéntelo y Razónalo.

Pregúntate por qué te sientes así. Pregúntate qué pensamiento sostiene esa forma de sentir.

Pregúntale al pensamiento por qué piensas así, Llega a la creencia.

Verás como al final, si en tus palabras no hay culpas ni condenas, se sostiene la creencia por la que temes la soledad y ya podrás reconocerla, porque eres tú y parte de ti.

De tu identidad, de tu forma de creerte.

Ahora que ya has pasado la parte de la mentalidad, del paradigma has de pasar a la práctica.

El 6º paso es ACTUAR. Tienes que empezar a quedarte a solas contigo y además a disfrutarlo.

¿Y cómo lo vas a hacer? Planeando una cita a solas contigo placentera.

Al principio planea un rato de diversión a solas contigo haciendo lo que amas. No me importa si empiezas con 5 minutos.

Apaga distractores donde no puedes oír tus pensamientos como la tele o la radio.

Sí puedes ponerte música, pero hay una condición, que no canten, solo podrá ser instrumental.

Y en tu cita de 5 minutos, arréglala para ti, al sol, sentada, tumbada, como prefieras estar y haz algo que de un inmenso bienestar.

Túmbate al sol en silencio, haz una meditación, lee un párrafo de un libro, una poesía que te guste, mira una fotografía que te traslade al amor…

Prepara tu cita y tu tiempo con la única condición de que disfrutes.

Y verás que asociando placer a quedarte contigo, a solas, empezarás a ampliar tus citas contigo y también serán mayores en tiempo.

Y aunque ya no celebres la cita estarás en satisfacción a tu lado haciendo lo que sea que estés haciendo porque te sientes, te sabes y te reconoces como tu mejor amiga.

Porque de lo que se trata mujer, es que comprendas desde el corazón, que nunca estás sola porque estás contigo, y que siempre estás sola porque todos los demás en tu vida son de paso.

Todos menos tú.

Tú sí estarás contigo hasta el final de tus días.

Y ese es el 7º paso, LA CONCIENCIA DE TI MISMA.

El miedo a la soledad, como el miedo al abandono tienen su raíz en la falta de amor por ti misma.

Y eso es algo que se puede solucionar. Si quieres, te muestro cómo…

¿Dónde? AQUÍ,  a través de mis libros

trilogía historia entre mujeres

Si aun no te encuentras preparada para el paso con los libros, ya que estos requieren de ti, de tu total compromiso contigo.

NO TE VAYAS DE VACÍO. Entra AQUÍ y llévate este regalo GRATIS.

Regálate una guía de alquimia interior y aprende a transformar miedo en confianza. 😊

5 1 vote
Article Rating

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies