fbpx

quien debe planificar maría roncero azabal

“En campos ajenos, la cosecha siempre es más abundante” decía Ovidio.

¿Qué sentimiento es este, el de la envidia, que en vez de hacernos apreciar y disfrutar de los dones que la vida nos entrega, los ignoramos y nos centramos en lo que son los demás, hacen los demás, tienen los demás sin sentirnos nunca suficientes?

La envidia, como cualquier sentimiento negativo que se activa en nosotros, es un ESTADO MENTAL, y que mantenido en el tiempo es letal para nuestra integridad.

Y además, muy dañino para nosotros, ya que nos hace sentirnos desdichados por no poseer lo que posee el otro.

En definitiva y simplificando, nos produce tristeza percibir el bien ajeno y, la mayoría, al no permitirse expresarla como denoto de debilidad, la transforman en ira o rabia, que es un sentimiento más permitido socialmente.

La envidia, en el cristianismo, es considerado un pecado capital porque da origen a otros muchos pecados y rompe con el amor al prójimo pero también con el amor propio, siendo este el que más daño nos produce.

Todos, y el que te diga que no, te engaña, en menor o mayor grado, todos hemos sentido envidia. ES UNIVERSAL.

Todos lo hemos pasado por ese momento angustioso que nos impide gozar y apreciar lo que poseemos deseando lo que poseen los demás y, en función del grado de envidia y sentimiento enojoso, algunos llegan hasta a experimentar el impulso de quitárselo o dañarlo.

Así de tremenda es la envidia en el vínculo de dos.

Apartamos la vista de lo nuestro para fijarnos en lo de los otros, cuando lo de los otros, es eso, de los otros.

La envidia hace de nosotros seres insaciables, ya que el vacío por el que nace la envidia, es interior y nada de lo existente en el mundo de fuera puede llenarlo.

Siempre existirán personas que sean más que tú, hagan más que tú y tengan más que tú. SIEMPRE.

Bertrand Russell sostenía que la envidia es una de las más potentes causas de infelicidad.

Siendo un sentimiento universal, es el más desafortunado aspecto de la naturaleza humana, ya que aquel que envidia, no solo sucumbe a su propio deseo de tener lo que otro tiene, sino que desea secretamente producir el mal a quien lo tiene.

¿Cómo se manifiesta la envidia?

envidia maría-roncero-azabal

La envidia deja grandes las huellas de los envidiosos, son muchas, pero la que más rápido vas a identificar, como rasgo significativo, para identificarte o identificar a quine te anda envidiando, es el menosprecio y los comentarios negativos de ti, ante otras personas.

La envidia implica grandes esfuerzos inútiles destinados a sufrir que bien se podrían destinar a realizar tus sueños y mejorarte.

La envidia requiere de tu atención, tu intención y tu tiempo observando, comparando, vigilando y… el peor de todos ellos, sufriendo en silencio el peso de la infelicidad.

¿Cómo actúan las personas envidiosas?

orgulloso-orgullosa-maría-roncero-azabal

Tengo hoy 43 años y aun no he conocido a nadie que abiertamente diga ESTOY SINTIENDO ENVIDIA, es más y con sinceridad, ni siquiera yo misma cuando la he sentido la he admitido abiertamente.

La envidia conlleva soledad, no nos atrevemos a ponerle nombre como tal y la disfrazamos de tristeza, enfado, rabia…

Nos avergüenza admitir que sentimos envidia, incluso lo negamos. Es percibida como algo infantil, incluso mezquino y esta asociación nos lleva a esconderla.

¿Y sabes, cómo la mayoría esconden esa envidia?

Detrás de un disfraz de carácter fuerte, de persona correcta, perfecta, donde todo es una “aparente rectitud”, una coraza que esconde una baja autoestima y un deseo por ser, hacer y tener lo que son, hacen y tiene los demás.

Características de las personas envidiosas.

quien tiene emociones negativas

DERRUMBAN TU ENTUSIASMO. Una persona envidiosa no soportará jamás ser superado o aventajado en nada, intentará derrumbar cualquier competidor y lo hará minando sus esperanzas, su ánimo, su deseo, son expertos en apagar ilusiones.

Quitan mérito a tus triunfos como estrategia, como una necesidad de ponerte a su altura para que no destaques.

CRITICAN Y MENOSPRECIAN EN PÚBLICO. Utilizan la humillación en comentarios negativos fulminantes, como un poder sobre ti para hundirte ante otros.

EXPRESAN ALEGRÍA FORZADA. Ante un logro, éxito o victoria por tu parte se alegran demasiado pero su expresión facial denota que para nada se alegran. es demasiado forzada la expresión, se nota nada natural, se percibe como un secreto a voces.

SE ADUEÑAN DE TUS ÉXITOS. Como el envidioso necesita tener ventaja sobre los demás, al menos sentirlo, ante un logro compartido se atribuirá la gran parte del éxito menospreciando tu colaboración.

LA FRUSTRACIÓN LES CARCOME. No solo es que deseen lo que tienen los demás, sea material o no, si no que además lo hacen sufriendo. Sí, amiga, las personas envidiosas sufren y mucho.

Lo hacen por un sentimiento desgarrador de baja autoestima que les causa una gran angustia y frustración, es lo que les hace responde deseando y detestando a quien tiene lo que él quiere y no tiene.

“El silencio del envidioso está lleno de ruidos”

Khalil Gibra.

¿Para qué sirve la envidia?

donde vienen emociones negativas

El primer indicador de la envidia es un mensaje para el envidioso, como meta principal de la emoción.

Y es que quien la sufre, se de cuenta a través de dolor de sentir esa terrible insatisfacción, que aún hay algo pendiente consigo que saldar, algo que aún no ha conseguido.

Pero el verdadero sentido de la envidia en nuestra experiencia es AZUZAR NUESTRA MOTIVACIÓN para ir en pos de eso que queremos ser, hacer o tener y que vemos que el otro ya tiene, ya que la envidia solo nos muestra nuestras dudas en nosotros mismos a la hora de ir a conseguirlo y nos bare la posibilidad de que sí es posible, al posarse nuestra atención en quien ya lo posee.

Y si no, escucha bien y dime si esto es verdad o no, si te has fijado un objetivo y sabes que lo puedes conseguir, te da absolutamente igual que otro lo tenga o no.

Es la duda en tus habilidades o capacidades de obtenerlo lo que activa una angustia que degenera en envidia y ahí, en esa inseguridad es cuando se sufre y se ataca.

Entonces, ante la envidia, lo más saludable, si se quiere salir de ese sufrir es integrarla como lo que realmente es, una emoción negativa que te habla de un dolor no sanado dentro.

“Ocúpate de mejorar lo que puedas en ti y no te preocupes en lo que otros hagan o aparenten ser”

Enrique Barrios

Entonces…

¿Cómo superar la envidia?

autoconciencia-maria-roncero-azabal

FÁCIL CUANDO COMPRENDES QUE VA CONTIGO, NO CON OTROS.

1- Deja de compararte con los demás y aprecia lo que eres tú, haces tú y tienes tú.

2- Deja de juzgar, criticar, condenar. Abandona el mal hábito de hablar mal de los otros. Si no tienes nada mejor que decir que el silencio, sencillo, CIERRA LA BOCA.

3- Dite la VERDAD de lo que es. Conecta con la verdad de lo que es, no con lo que quieres sea. Desde ahí calcula cuáles son tus potencialidades y cuáles tus debilidades y a éstas, a tus debilidades, una a una, ponles un recurso.

4. ELOGIA TUS LOGROS. Aprende a apreciar lo que consigues tú, celebra tus logros y sé más, haz más, ten más.

Sé quien has venido a ser a este mundo y verás, que en esa consecución ni tiempo te sobra para fijarte en lo de los otros.

“De todas las cosas que llevas puestas TU ACTITUD es lo más importante”

Ocúpate en ti.

De todas formas, si te cuesta encarar este contratiempo que te marca la vida con la envidia, he escrito 1 libro que te ayuda a hacerlo.

¿A hacer qué?

A empezar de cero contigo sin que importa nada de lo que ocurriera antes.

Si te interesa, AQUÍ.

maria-roncero-azabal
Mi nombre es María. Soy la autora de la trilogía HISTORIA ENTRE MUJERES. Ayudo con mis palabras, a mujeres como tú, a pasar del no puedo, no valgo, no soy lo suficiente, a un pensamiento radical diferente de, sé lo que quiero y hago que sea una realidad en mi vida ¿Te sumas al reto de ser tu mejor tú?

www.mariaronceroazabal.com

5 1 vote
Article Rating

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies