fbpx

Si eres una mujer cansada de estar harta de la vida que lleva, este artículo es para ti porque te voy a desvelar el ÚNICO REQUISITO que hace falta para empezar a sentirte satisfecha con tu vida y superar el victimismo.

DEL VICTIMISMO AL EMPODERAMIENTO en las mujeres, solo hay UNA ACTITUD, basada en una decisión, creada por un nuevo acuerdo que has hecho contigo para interpretar la vida y para interpretarte a ti dentro de ella.

Este nuevo acuerdo cambia radicalmente las decisiones que tomas, y como la vida son decisiones y las consecuencias de tus decisiones, pues… CAMBIA RADICALMENTE TU VIDA.

¡Y ES GENIAL!

NADIE QUIERES SER VÍCTIMA NI SENTIRSE VÍCTIMA. No se está agusto ahí, no se vive agusto sabiéndose víctima de otros.

Y es por ello que te felicito si hoy estás aquí leyéndome, porque significa que HOY te has dicho verdad de lo que vives y estás dispuesta a cambiarlo, por doloroso o incómodo que sea y aunque no le guste a nadie tu decisión.

Antes de decirte el requisito imprescindible, vamos con la concienciación, pues como siempre te digo, sin información no hay transformación, pero si no comprendes e integras lo que te muestro, la información no sirve más que para incorporar más datos en tu mente.

Se hace necesario que comprendas lo que te cuento mujer.

Si prefieres poner voz a las palabras entra aquí:

Hablamos del victimismo pero te has preguntado alguna vez …

MUJER EN VICTIMISMO

El VICTIMISMO… ¿QUÉ ES?

Desde mi entender el VICTIMISMO es un rol que asumes.

Desde el sentido y significado que el RAE da al VICTIMISMO, es una tendencia a considerarse víctima o a hacerse pasar por tal.

Siendo el significado de víctima, la persona que sufre daño o perjuicio a causa de determinada acción o suceso.

¿Te has sentido víctima alguna vez? Yo sí, me he sentido víctima porque durante mucho tiempo atrás fui víctima y ahora entenderás por qué te digo esto.

Como te dije antes, para mi ser víctima es un rol que asumes debido a los acuerdos que adquieres contigo para interpretarte a ti misma, al mundo en el que vives y a los acontecimientos que te van pasando en este mundo.

El rol de víctima, que no eres tú, es una forma de actuar con el mundo, MANIPULA TU PERCEPCIÓN porque te domina la emoción del miedo y comprendes lo que ocurre solo desde esa postura, por lo tanto, desde ahí decides, te determinas y actúas.

Te hace percibirte como perdedora, ineficaz, ineficiente e incapaz de hacer frente a los desafíos que la vida tiene para ti y es por ello, que condiciona tu forma de entender para hacerte creer que la vida te pasa, a menudo por mala suerte, designio divino, por esta vida de mierd..

Te posiciona como un personaje en tu experiencia al que le van pasando cosas, a menudo, cosas malas de las que nada tienes que ver y de las que nada puedes hacer para evitar, actúas reaccionando al entorno.

Una víctima de las circunstancias.

Y en esas circunstancias en las que crees, que por lo que sea, te pasa lo peor, crees que la vida es injusta, mala, hostil e ingrata porque no asocias causa con efecto, creyendo que tienes lo que te toca, sin comprensión, sin conexión ninguna con nada.

A las víctimas la vida les pasa y no entienden muy bien cómo llegan esas correspondencias a su vida.

 

como reconocer persona victimismo

 

¿Y LAS VÍCTIMAS, QUÉ TIENEN EN COMÚN?

CÓMO RECONOCER A UNA PERSONA EN VICTIMISMO.

 

Lo que une en común a las personas que asumen el rol de víctima es la MENTALIDAD.

Esa ideología amalgama un universo especial y particular para ellos, un mundo adaptado a su particular forma de creerse dentro del mundo, que crea acuerdos con ellos, que cumplen fielmente porque les dan identidad.

Gran parte de esos acuerdos son estos, Y SON POR LOS QUE LOS y LAS RECONOCERÁS Y TE PODRÁS IDENTIFICAR SI ES QUE TE ENCUENTRAS EN ESTE ESTADÍO DE CONCIENCIA.

El primer sentimiento, porque siempre es un sentimiento el que nos hace tomar una decisión es la IMPOTENCIA.

Esa impotencia, basada en la falta de confianza en una misma, te hace sentir angustia porque crees que no puedes hacer ABSOLUTAMENTE NADA para transformar los acontecimientos que te van sucediendo.

Te hace incapaz de afrontar y buscar soluciones de progreso a las circunstancias en tu experiencia.

Y.. ¿sabes cómo te defiendes ante esta agresión que solo te haces tú cuando te piensas y te sientes así?

En las respuestas que das.

La víctima, y aquí es donde se manifiesta en todo su esplendor, acciona de estas 5 formas a la perfección.

CÓMO RECONOCER A PERSONAS EN ROL DE VICTIMISMO.

 

Jesús dijo. “… por sus frutos los conoceréis” Y es cierto, los frutos son las acciones, los resultados, las correspondencias en su vida. Son lo que ya se manifiesta en el mundo material, como al manzano la manzana, ya que antes de verla, puedes confundir con otro árbol.

Los resultados en tu vida hablan de quien crees que eres, hablan de lo que crees que vales, de lo que crees que puedes o eres capaz de ser, hacer o tener. SIEMPRE HABLAN DE LA IMAGEN QUE TÚ TIENES DE TI.

Y este es parte del fruto del victimismo, esta es la manifestación exterior de esa angustia interior que hace, que las personas que viven desde el rol de la víctima se crean tan poco en la vida.

Integra antes esta verdad, siempre todo lo de fuera, el mundo de los efectos, obedece a una causa interior, el mundo de las ideas. Es la ley del mentalismo que obedece a todo y todos y, que otro día te hablaré de ella más extensamente.

Ahora pon atención:

La persona en rol de víctima SIEMPRE se JUSTIFICA. Siempre da razonamientos y argumentos para excusar su no conseguir, no intentar, tolerar el mal… la creencia victimista dictamina sus vidas y la razón, a través de las excusas, las argumenta para justificar, a ellas mismas y a otros, sus decisiones.

SE MIENTEN y MIENTEN. Prefieren adornar la realidad, para no incomodarse, con mentiras que les hacen dispersar su atención de la verdad de lo que es, una verdad a menudo dolorosa, por ello mienten y se mienten. Viven en negación porque la verdad es dolorosa.

CULPAN. Culpan al mundo de sus desgracias porque creen que el mundo entero va en su contra, no queriendo aceptar la responsabilidad de la situación, culpan a otros y si no, a si mismos con el remordimiento y el reproche que lapida sus vidas.

Constantemente SE QUEJAN. En su negatividad ven siempre el lado oscuro de cada situación y solo se centran en todo el mal que la vida les manda. Se quejan del jefe, del marido, de los hijos, del tiempo… se quejan y culpan a todos y de todos.

SE RINDEN con facilidad. El no puedo es el gran pilar en sus vidas y, o no intentan porque justifican de antemano su fracaso, o si intentan, abandonan fácilmente.

LA VÍSTIMA SE PERCIBE A ELLA CONTRA EL MUNDO, si hay algo malo a pasar, le pasa a ella.

¿Conoces a alguien así? ¿Alguien en tu entorno, en tu familia, entre tus amistades, compañeros de trabajo?

Yo sí, es más, mucho tiempo jugué ese rol tan destructivo y para saber cómo salir de ahí, debemos saber también por qué nos quedamos en ese estado.

¿QUÉ GANA LA VÍCTIMA VIVIENDO COMO VÍCTIMA?.

 

beneficios victimismo

CAUSAS DEL VICTIMISMO

Si vivir en el victimismo es un rol que aceptamos, este rol es debido a una causa, nuestra forma de comprendernos a nosotras dentro del mundo.

Esa forma de comprendernos hace que busquemos una estrategia para poder sobrevivir tal y como nos percibimos ante lo que nos pasa, entonces amiga, el victimismo es una estrategia de supervivencia que nos aporta beneficios también.

¿Qué beneficios nos aporta vivir en el victimismo?

El primero es no responsabilizarte de la parte que te toca porque la culpa SIEMPRE la tiene otra persona, cosa, situación, suceso… SIEMPRE ESTÁ FUERA DE TI, Y ÉSO, PRODUCE UN ALIVIO INMEDIATO.

Cuando no se puede afrontar un acontecimiento en nuestras vidas considerado como un gran fracaso porque nos causa un gran dolor, lo primero que hacemos el culpar fuera, es demasiado horrible responsabilizarnos para cambiar lo que nos está haciendo tanto daño y huimos de esa sensación con la culpa a otros, al mundo, a Dios si hace falta.

Jugar al “pobre de mi” hace que los demás sientan lástima por la persona que se considera víctima, también a ella le encanta sentir lástima de si porque gana ATENCIÓN.

El victimismo gana la atención de los demás, su simpatía, su consuelo, su apoyo y el tiempo de otros en tratar de solucionar lo que solo a la víctima le corresponde hacer. Ante los demás, y por la pena, se percibe a la víctima como buena y reciben ayuda externa por la lástima de las circunstancias tan duras que le ha tocado vivir, con las que nada puede hacer.

Esta postura esta bien, por momentos, ya que esa visión, aunque al principio te beneficia con la atención, también te perjudica porque la imagen que queda al mundo de ti es que eres incapaz de cambiar lo que te sucede, una imagen que la víctima también tiene de si misma acarreando graves consecuencias en su estima.

Esta forma de comportamiento, con mucha probabilidad es modelaje de algún progenitor que también usaba como estrategia de supervivencia el rol de víctima, para protegerse de sus miedos, y, la víctima hoy, lo hereda porque le corresponde a ella sanar ese patrón que con probabilidad arrastra su clan.

Pero ese es otro tema aparte que bien merece otro artículo, que podría ser, el clan y sus herencias en nuestra personalidad.

Entonces resumiendo, si te ves en estas posturas, o conoces a alguien que actúe así, ya sabes que está en el rol de víctima y que es una estrategia de defensa a sus miedos a la responsabilidad de cambiar su vida que te alivia en el corto plazo, pero que en el largo te hace muuucho daño.

Si crees que todos te hacen daño.

Si crees que la vida te toca, que no puedes hacer nada por cambiarla.

Si eres como el oráculo del mal, siempre en lo peor.

Si te encanta que te compadezcan.

Si culpas, culpas, culpas…

Si sientes pena de ti mismo y te encanta dar pena a los demás estás en el rol de víctima y probablemente seas exageradamente dramática percibiendo lo que vives, como haciéndosela ver así a quienes tienes al lado.

Nos hemos ocupado de poner nombre a los beneficios que, de manera encubierta o a la luz y en el corto plazo, hacen que la persona que se victimiza quiera seguir apegada a esta forma de ser que condiciona y crea su vida, pero.. existen también perjuicios en esta forma de creer, pensar, imaginar, sentir y actuar que dañan mucho.

¿Quieres saber cuáles son?

DESVENTAJAS DEL VICTIMISMO

Las personas que se manifiestan en su vida desde el rol de víctimas, que NO quiere decir que lo sean, si no que se defienden así de sus miedos porque no saben hacerlo de otra forma también viven grandes desventajas desde esta postura.

Como se defienden ante la vida con la manipulación de su entorno, sobre todo a través de la culpa, porque creen erróneamente que el mundo las controla y no pueden hacer nada por ellas mismas, hacen que las personas a las que manipulan se sientan cansadas a su lado. No expresan lo que quieren y desean si no que manipulan su entorno para obtenerlo.

Las alejan con su victimización, su excesiva dramatización y su parálisis para actuar y lograr cambios. Sufren en sus relaciones con otros.

No suelen mostrar emociones negativas que impulsan al cambio como la rabia, la ira.. porque no pueden cumplir, desde la imagen que dan a los demás expresándolas, su papel de víctima ni provocar pena. Se axfisian sin expresar la negatividad que las invade enmascarando lo que sienten.

Se quedan atascadas en el dolor de las situaciones desagradables que las hacen daño, por su inacción, convirtiendo el dolor, que llegó como un mensajero para que redireccionaran su vida, en un compañero que hoy llaman sufrimiento sintiendo una gran insatisfacción con la vida. Siempre esperan que otros las salven, las cuiden.

No son personas que sientan emociones positivas a menudo, se pierden de vivir la alegría y el entusiasmo en su experiencia estancándose siempre en el piensa mal.

Con estas características no evolucionan espiritualmente ni personalmente, sintiendo estancamiento en su vida.

Hacen responsables a los demás de lo que sienten y viven y les obligan a responsabilizarse de la parte que solo a ellas les toca solucionar, para que se la resuelvan. Viven siendo esclavas de esa mentalidad y de la persona salvadora, que acaba convirtiéndose en el controlador en sus vidas.

A este tipo de conductas se le llama victimismo manipulador.

Como habrás comprobado, en este mundo dual, todo tiene ambas correspondencias, ahora toca decidir cuál pesa más y dejar ir la que te daña.

Sentirte víctima y vivir desde ese rol NUNCA te va  a hacer ser feliz, NUNCA te traerá nada de provecho.

Las personas con el rol de víctima tienen su propio lenguaje, yo lo llamo…

 

lenguaje victimismo

EL LENGUAJE DE LA VÍCTIMA

Les oirás decir muy a menudo…

“¿Qué he hecho yo para merecer esto?”

“¿Por qué a mi?”

“No es justo, la vida es injusta, no me lo merezco”

“Deberían hacer por mi esto o aquello…”, o, “él/ella debería haber hecho….”

“Yo, que he hecho tanto por ti, así me lo pagas”

“Tengo muy mala suerte, siempre me pasa lo mismo”

“Nadie me valora, no le importo a nadie”

“Nunca conseguiré…”

También hablan desde el pero, te dicen lo que han de hacer pero ponen el pero después anulando cualquier buena intención con una excusa que lo justifique.

En fin… ser y sentirte víctima requiere de todo tu ser y consume mucha energía que se necesita para reconstruirte la vida.

Ahora después de tener toda esta información lo que de verdad querrás saber es..

 

CÓMO ACABAR CON EL VICTIMISMO

 

como terminar victimismo, puerta abierta

La salida del corral al paraíso

 

El ÚNICO REQUISITO, que al principio del artículo te dije, te iba a revelar, la única forma de terminar con el VICTIMISMO desde mi creencia, es INTEGRAR esta verdad:

ASUME LA RESPONSABILIDAD DE TODO LO QUE TE OCURRE MUJER, sea en el área que sea.

HAZTE RESPONSABLE, dí: SOY RESPONSABLE.

Acepta que todo lo que vives hoy, tal cual lo vives hoy, son CORRESPONDENCIAS que traen las consecuencias de las decisiones que tomaste en el pasado, y, que si hoy cambias tu forma de decidir, cambiarán también las consecuencias y sus correspondencias serán otras.

Acepta que NADA sucede por casualidad, sino que todo en nuestra vida OBEDECE  a la LEY de CAUSA Y EFECTO, las consecuencias son los efectos de tus pensamientos, que son las causas que generan tu realidad.

Acepta que todo empieza en ti y es en ti donde primero ha de cambiar.

Cuando aceptas esta nueva ideología sobre la vida TE HACES 100% RESPONSABLE de lo que vives y de tu bienestar.

Cuando asumes que todo lo has creado tú, a conciencia o no, te colocas el dominio de tu vida, accedes al control de tu experiencia. TOMAS EL MANDO.

Da miedo lo sé, es una gran responsabilidad, pero mejor que la controles tú a que seas controlado por los designios de otros, sabes que siempre te gustará menos lo que te toque vivir.

Empieza por identificar y transformar todas las ideas que tienes de ti que dicen que tú no puedes porque es falso. Solo comprométete.

Uno de mis mentores siempre dice que puedes tener excusas o resultados. Por lo que elige tener los resultados que quieres para ti, las excusas traen resultados, pero los no deseados para tu vida. Elige con sabiduría, ya te comenté antes que la vida son decisiones y las consecuencias de esas decisiones.

Ahora te voy a dar unos tips, trucos, procesos, herramientas o consejos para facilitar tu transformación de víctima a creadora de tu vida y empezar a vivir la vida que mereces y deseas.

El victimismo es una conducta aprendida.

Hace mucho tiempo atrás aprendiste por modelaje de otros que en determinadas ocasiones debías actuar así, como una víctima para sobrevivir a los desafíos que la vida te entrega. Y al igual que lo aprendiste lo puedes desaprender y aprender una nueva forma diferente de hacer frente a la vida que no te perjudique ni te vuelva esclava de nadir.

MUJER, PUEDES APRENDER A DEJAR DE SER VÍCTIMA Y SER LA MUJER QUE ESTÁS DESTINADA A SER, UNA MUJER VALIENTE.

  • DECIDE HOY, AHORA, HACERTE 100% RESPONSABLE DE TU VIDA.
  • IDENTIFICA EL DIÁLOGO INTERNO DE DERROTA QUE TE MANTIENE EN EL NO PUEDO, NO VALGO, NO SOY LO SUFICIENTE.
  • Dale las gracias porque ha venido a decirte que aun estás apegada a esa forma destructiva de pensarte y CÁMBIALO.
  • Déjalos ir y redirecciona tus pensamientos en afirmaciones que te digan que SÍ vales, que sí eres suficiente, que SÍ eres merecedora y que SÍ puedes, este ejercicio cada vez que aparezcan.
  • Cambia tu forma de hablar. Utiliza palabras positivas, háblate con cariño como si fueras una niña pequeña que dependiera de ti.
  • Aprende a identificar qué quieres y qué necesitas y satisfácelo y, si no puedes hacerlo tú, pide ayuda a otros siendo directa. Manifiesta con claridad en qué quieres que te ayuden y por qué, que te quede claro a ti y al otro.
  • Abandona de forma radical la queja, la culpa, la justificación, la mentira y la rendición. COMPROMÉTETE en lo que quieras y lo que no, déjalo ir.
  • Reconoce lo que sientes sin enmascararlo. Comprende que todas las emociones te integran, como a todos, y debes gestionar con equilibrio lo que cada emoción te ha venido a decir.
  • Modifica la postura de tu cuerpo. Camina recta, con los hombros erguidos, la mirada alta. Esta nueva forma de colocarte indica a tu mente un estado emocional positivo y recondiciona tu psicobiología para el éxito, el poder y el bienestar.

 

manos-no-victimismo

Di NO a todo lo que te hiere

 

MUJER, EN TUS MANOS ESTÁ EL PODER DE DECIDIR QUÉ VIDA QUIERES LLEVAR.

HAZTE RESPONSABLE, NO TE ABANDONES, CUIDA DE TI.

EVITA LLAMARTE VÍCTIMA, NO TE ETIQUETES CON NADA, y tampoco permitas que nadie lo haga, aunque reconozcas que algún tiempo estuviste ahí, no te determina, solo condiciona tu vida.

RODÉATE DE PERSONAS QUE TE APOYEN y COMPRENDAN, que te alienten a ser tu mejor yo.

La mejor forma de saber si estás comprometida contigo y con tu cambio, tu mayor prueba de fe, es la ACCIÓN, ahí sabrás que va tu cambio.

Mujer espero te hayan servido mis palabras para dar luz a tu camino.

Hace ya mucho yo viví desde ahí y sé lo que se vive y lo mal que una lo pasa.

Yo fui víctima en mi vida, víctima de mi misma y de la manera tan empobrecida que tenía de percibirme, de creerme, de pensarme.

Hoy sé que todo esto se puede cambiar, con mucho valor y corage, que tienes y que el dolor sacará por ti, si es que ya no lo ha hecho.

Bendice el dolor que te hace tocar fondo porque te pide que salgas de ahí, que te encuentres de nuevo contigo, que empieces de cero otra vez.

Si hoy, aun con estas sugerencias te parece poco para empezar, puedes obtener toda la información para transformar tu HISTORIA DE MUJER en las obras de la trilogía HISTORIA ENTRE MUJERES, libros que escribí después de mi transformación de oruga a mariposa.

Una guía cuando encontré el atajo al camino a mi misma que te quiero enseñar para que aprendas también tú a transitar tu camino, pero sin tantas piedras.

 

libros de trilogía historia entre Mujereshttps://mariaronceroazabal.com

Entra en www.mariaronceroazabal.com y hazte con el pack para beneficiarte del 20% de descuento, y si eres de fuera de España, puedes adquirirlos a través de Amazon.

Mi mensaje para ti mujer, es NO TE CONFORMES. Si no te gusta lo que vives, TRANSFÓRMALO.

 

Maria Roncero Azabalhttps://mariaronceroazabal.com

Si crees que otra amiga, vecina, hermana, madre, compañera de trabajo… anda necesitando esta información, por favor, COMPÁRTELO,  no sabes cuánto puede anden necesitando estas palabras y por no conectar con lo que sienten ni permitirse expresarlo, lo callan.

El día que las mujeres se liberen de su propia cárcel mental, criarán niños libres y llevarán a los hombres a la libertad cogidos de su mano.

ERES MÁS IMPORTANTE DE LO QUE CREES QUE ERES MUJER. ACTÚA

www.mariaronceroazabal.com

Estamos en contacto a través de mis redes sociales o en mariaronceroazabal.com@gmail.com

 

¿Me escribes y me dices qué es lo que quieres que te cuente? Me encantará atenderte.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 0 vote
Article Rating

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies