fbpx

Antes de adentrarme en el proceso fácil, efectivo y eficaz para superar el dolor emocional en tu experiencia, motivo por el que estás leyendo hoy este artículo, quisiera entregarte unos conocimientos que ampliarán, muy mucho 😉, tu darte cuenta, pues en estos procesos de transformación del dolor en dicha, son más efectivos los cambios de conciencia que los rituales.

Por lo que amiga, vamos allá…

te has preguntado alguna vez…  ¿QUÉ ES EL DOLOR?

 

dolor emocional mujer triste

Si prefieres ponerle voz a las palabras, entra aquí y disfruta de este contenido estés haciendo lo que estés haciendo..

Según el RAE, es una sensación molesta y aflictiva de una parte del cuerpo, por una causa interior o exterior. También lo califica como segunda opción, como un sentimiento de pena y congoja.

Y es cierto. Esa es la parte visible, por decirlo de una forma, del dolor. Los efectos del dolor, porque el dolor en sí, no se puede ver ni medir, solo se puede sentir y que existe, bien sabemos todas que existe.

Yo tengo una definición más mía, más de andar por casa del dolor.. ¿quieres conocerla?

Para mi el dolor es un mensajero. El dolor es el mensajero que aparece en tu experiencia para decirte que lo que estás siendo, haciendo o teniendo en el área esa donde hoy te está doliendo el dolor, vas mal. Que cambies de dirección que por ahí, simplemente NO ES y para que cambies de dirección rápido te molesta con dolor.

La molestia varía en grado y forma según la necesidad del transformación que tengas en ese momento y en el área específica donde te duela.

El dolor siempre te viene a decir que PARES lo que estás consintiendo que te duele y te redirecciones hacia el progreso, ese es el mensaje general.

Ahora a ti te toca descubrir el mensaje particular que viene a enseñarte en función del área en que hoy te duela, que es lo que te enseñaré más adelante con el método ese fácil que te he hablado antes.

Resumiendo, el dolor es una sensación física o emocional desagradable que te trae en mensaje. Un mensajero incómodo diría yo, pero eficaz.

 

Y… ¿Qué es el dolor emocional?

 

dolor emocional rompe corazón

 

Lo mismo que el dolor físico pero en los sentimientos.

Una aflicción o angustia en el corazón causada por una emoción negativa que se sostiene en un pensamiento limitante y negativo a su vez, que está creado por una creencia, a menudo inconsciente, también negativa, la mayoría de las veces sobre lo que crees de ti y más sobre cómo te crees a ti en el área esa donde hoy aparece el dolor en tu vida.

Este dolor, sostenido en el tiempo, somatiza en el cuerpo causando dolencias corporales y enfermedades.

Es más, me atrevo a aseverar que el 85%, si no más, de las enfermedades que padece el humano tienen un origen emocional.

El dolor siempre te habla de ti. Y el dolor emocional habla de heridas que aun sangran en tu corazón.

A mi creer, el dolor emocional es mucho más doloroso que el dolor físico. El dolor físico lo sana el propio cuerpo, pero el dolor del alma necesita trascendencia porque lleva implícito un mensaje de evolución, y trascendido, se eleva también tu conciencia, tu capacidad de percibir y de entender de forma diferente al mundo y a ti dentro de él.

Es muy importante sanar estas heridas del alma, de no hacerlo, corres el riesgo de sufrirlas por el resto de tus días, y amiga, ese es el verdadero infierno, revivir en el presente los dolores no sanados del pasado.

¿Por qué sufrimos de dolor emocional?

 

Primero porque la cultura, por lo menos en occidente, nos ha condicionado a sanar solo con importancia y urgencia las heridas físicas del cuerpo, ocurrió cuando allá en la edad media se propusieron separar cuerpo y alma, como si fueran por independiente.

Y lo consiguieron.

Dejaron las heridas del alama a la religión, que aunque hizo lo suyo, no avanzó suficiente y lo demás se lo dejaron a la psiquiatría y la psicología, que aquí, en occidente, acceder a ellos es asentir que estás un poco loco, y a nadie le gusta eso.

La cultura nos ha condicionado a apañarnosla como podamos en los dolores del alma sin tener ni pajolera idea de cómo hacerlo. Somos expertos en construir puentes, resolver enigmas complicados pero no sabemos dónde poner la frustración cuando algo la activa dentro, y mucho menos, enseñarle ese recurso internos a nuestros hijos.

Nos vendieron las emociones como competencias blandas y no conozco nada más duro que el dolor del corazón para hundir irremediablemente a una persona, ¿Estás de acuerdo conmigo en esto?

Se hace muy importante e IMPRESCINDIBLE aprender a comprender y gestionar lo que sentimos.

Pero respondiendo a la pregunta, que me enrollo, sufrimos de dolor emocional porque no sanamos a su tiempo las heridas que desde el nacimiento han dañado la imagen que tenemos de nosotras y del mundo, y las arrastramos días, meses, años, décadas… y si normalizas ese dolor, gran error y horror, toda una vida las cargas por identificarte con ellas.

 

¿Cómo se presenta el dolor emocional en nuestras vidas?

 

dolor emocional con emociones negativas

 

El dolor emocional se presenta a través de sentir emociones negativas que no sabemos comprender.

Las emociones negativas las activa un detonante en el exterior (un suceso, una cosa, una persona, un acontecimiento…) o desde tu interior a través de un pensamiento.

Las llevas dentro, son tuyas, nadie las crea para ti, las sientes porque te conforman al igual que te conforman las emociones de alegría, gozo y dicha, que en ocasiones también sientes, porque las emociones, al igual que el dolor son mensajeros.

Y tu responsabilidad cuando llegan no es criticar, ni condenar, ni juzgar, ni enjuiciar a la persona o cosa que las ha desencadenado, aunque esté muy justificado tu pensamiento. Tu misión ahí es comprender por qué esa persona, cosa o lo que sea te hace sentir así.

Qué información tienes que comprender ahí. Qué te estás negando a ver para que aparezca el dolor en tu vida, qué se hace tan necesario que comprendas.

Necesitas llegar a la causa origen que desde tu interior está activando emociones negativas que te hacen daño.

Si miras el dolor desde esta perspectiva, te posicionas entregándote el poder a ti de transformar el dolor en dicha, aunque sea incómodo, molesto y horrible hacerlo.

Pero si te quedas en la posición del pobre de mí, la vida me pasa y juzgas, criticas, condenas y enjuicias le entregas todo el poder a quien activa el dolor en ti y quedas presa de objeto-sujeto que active la causa de tu daño.

RESPONSABILÍZATE DE LO QUE SIENTES. TÚ, CUÍDATE A TI.

 

¿CÓMO SUPERAR EL DOLOR EMOCIONAL?

 

superar dolor emocional

 

El dolor emocional se supera sintiéndolo. Comprendiéndolo. No huyendo de él.

Debes identificar con especificidad qué carajo estás sintiendo en el momento y ponerle nombre desde la más asquerosa honestidad, porque te estás ayudando a ti, SÉ VERAZ Y JUSTA CONTIGO, TRÁTATE BIEN.

Identifica qué estás sintiendo exactamente, ponle nombre e identifica en qué parte del cuerpo lo sientes más.

Si jadeas, si palpitas, si sudas más, si gritas, si tartamudeas…

identifica qué sientes por dentro y cómo se manifiesta en ti, en tu cuerpo, en tu actuar.. cómo esa emoción transforma todo tu ser y te domina. NECESITAS TENER CONCIENCIA CLARA DE QUÉ HACE CONTIGO CUANDO SE APODERA DE TI.

Este es el primer paso que llega desde la AUTOOBSERVACIÓN y ahora… ahora es cuando te hago entrega del método, ahora que ya le hemos dado una vuelta al sentido que tenías del dolor y ahora que ya sabes que solo se trata de ti y de la vida, la conciencia cósmica, Dios… o como a tu creencia le guste llamarlo, que te está diciendo que repolarices y transformes la causa de tu desdicha.

Necesitas llegar a la conclusión de qué te estás negando a aceptar en tu vida, causa que, del dolor degenera en sufrimiento.

Llegó el momento del proceso…

 

MÉTODO FÁCIL, EFECTIVO Y EFICAZ PARA SUPERAR EL DOLOR EMOCIONAL.

 

Premisas antes de utilizar este método:

  1. Solo es efectivo en personas que se quieren superar y dejan de culpar a los demás, venga la cosa como venga.
  2. Si no te funciona  al primer intento debes perseverar, ya que la mente te llevaré por caminos para que vuelvas a lo mismo de siempre, a mantenerte echando culpas fuera sin hacerte cargo de ti. No la hagas caso y continua.
  3. Sabrás que ha funcionado con eficacia porque ya te dejará de doler lo que antes te causaba daño en el corazón.

 

  • Lo primero que debes hacer es identificar la situación que te acontece tal cual es, sin disfrazarla. Debes detallarla en tu mente, o por escrito mejor, con todo lujo de detalles, sin saltarte nada de lo que creas veas o sientas.
  • Este paso lo realizarás como si de una descripción singular se tratara, como si contigo no fuera la cosa y estuvieras describiendo un fragmento de una película o de una obra de teatro. Lo que te interesa es poner en situación la escena y los personajes.
  • Cuando ya hayas escrito todo lo ocurrido con todo lujo de detalle, es mejor que pensado porque las ideas fluyen más, debes escribir qué te hace sentir cada situación con cada personaje en esta escena que la vida te muestra el dolor.
  • Pregúntate.. ¿Por qué mes siento así cuando pasa….? Hazte esta pregunta con quien o con lo que te haga sentir mal. No pares de preguntarte hasta que en la respuesta solo hables de ti, no del capullo de, o de la idiota de… y te digas me siento así, y sé sincera, ponle nombre: celosa, frustrada, invisible, rota, apenada, iracunda, rabiosa, débil, torpe, incapaz, inútil, ninguneada, humillada, triste, traicionada… Identifica claramente cómo te sientes con lo que sientes.
  • Este es el paso más difícil porque la mente se empeña en juzgar y buscar el problema y se queda enredada ahí, en el dolor que mira fuera buscando la condena en otros.
  • Pero si tú, que sé que sí, eres como yo, una mujer valiente que quiere ser mejor que ella misma cada vez y quiere ante todo y sobre todo progresar, querrás seguir adelante y llegar a la causa que genera ese dolor, que ya sabes está enterrada en ti.
  • Una vez identifiques la emoción debes preguntarte de nuevo por qué, ¿por qué siento celos, envidia, frustración, rabia… QUÉ ESTOY PENSANDO QUE ME HACE SENTIR ASÍ?
  • Esa es la pregunta ¿En qué piensas para activar esas emociones? ¿Qué te estás diciendo, qué historia te estás contando, con qué te estás perturbando para sentirte así?
  • Sé sincera, sin excusas, sin justificaciones, solo la verdad. Dite la VERDAD, es tu punto de partida.
  • Una vez hayas identificado eso que te cuentas, porque te conviertes en la historia que te cuentas y así la vives; una vez hayas concretado qué pensamiento es el que te perturba debes volverte a preguntar, este es un juego mental para llegar a la causa origen que origina tu dolor.
  • ¿QUÉ CREO DE MI para pensar así, para sentirme así, para actuar como lo hago? ¿Qué estoy creyendo de mi? ¿Cómo me estoy identificando?
  • Y aquí, y querida amiga, no siempre llegarás al acierto a la primera porque la mente siempre librará su batalla para proteger su programa (que es parte de ese bagaje de ideas que te hacen daño), pero si identificas la creencia que sostiene hoy tu dolor ya tienes el 50% de la trascendencia ganada.
  • Una vez tengas la creencia identificada debes desidentificarte de esa información empezando a decirte y a hablarte con decretos que te programen para todo lo contrario a lo que la antigua idea de ti te decía que eras.
  • Este proceso lleva largo en el tiempo porque empiezas a transformar la ideas antigua de ti por una nueva posibilidad de ti misma, y, en la medida en que, a través de sostener esa nueva forma de pensar sobre ti engorde en el tiempo, tu toma de decisiones será diferente y empezarás a tolerar diferentes cosas para ti en tu experiencia.
  • El patrón cambiará el día que suceda de nuevo lo mismo o similar y sientas que ya no es como antes, que no te afecta ni te duele.
  • Ahí habrás roto el antiguo patrón y estarás creando uno nuevo que marque una identidad nueva de mujer más fuerte.
  • Ese dolor se irá, pero aparecerá otro. Este es el juego de la vida, no pretendo ser gafe ni aguarte el día, pero ahora ya conoces el proceso en que evolucionamos por dolor cuando por conciencia aun no nos da lo suficiente.

 

Mi mujer valiente, este es un proceso muy poderoso de autoconocimiento a través de la autoobservación para identificar y  romper patrones limitantes de pensamiento que a menudo son inconscientes y que nos amargan la vida con el dolor, por no saber comprenderlo.

Espero te haya servido de mucho todo este conocimiento, pero te advierto, nada de lo que aquí has conocido hoy cambiará ningún aspecto en tu vida si no aplicas a tus vivires la información que te ha sido entregada.

SIN ACCIÓN NADA CAMBIA.

Y la mayor acción que puedes emprender es la de tu propio autodescubrimiento que requiere desidentificarte de quien has sido condicionada a creer que eres, y por eso aparece el dolor en tu vida, para que te des cuenta de quien eres en verdad y progreses con tu verdadero ser.

Una gran acción es la lectura de la trilogía HISTORIA ENTRE MUJERES, de la que soy autora, disculpa la publicidad, pero es la única forma de hacerte saber que he escrito tres libros para ti que te guían en el proceso de transformar tu historia de mujer y ser quien en verdad eres yendo por el camino correcto.

Hazte con los tuyos en www.mariaronceroazabal.com  y benefíciate del 20% de descuento con los packs.

 

Pack Historia entre mujeres

 

El cambio a tu mejor versión SIEMPRE requerirá un precio, unas veces será tiempo, otras esfuerzo, siempre atención y en la mayoría de las ocasiones, dinero.. también hay transformaciones que te exigen todo y más a la vez, pero bien lo merecen.

Nos vemos en las letras de mi blog, en los vídeos en you tube o entre las páginas de HISTORIA ENTRE MUJERES, pero vernos nos vemos amiga.

María.

 

Maria Roncero Azabal

 

Comparte si crees que alguien más necesita de estos conocimientos. La vida se trata de dar y recibir, es solo su consecuencia.

 

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
|||